ILAC estrecha asociación con Centro Universitário Mauá y estudiantes recibir clase en acrílico

Por segundo año, estudiantes de diseño del” Centro Universitario del Instituto Mauá de Tecnología” tuvieron una clase sobre el uso del acrílico y la oportunidad de poner en práctica la teoría. Practica en concursos que estimulen tanto tu creatividad como sus conocimientos técnicos.

El acrílico es sin duda uno de los materiales más versátiles en provisión para el mercado del diseño de productos. Sin embargo, no todos los profesionales en el sector tienen un conocimiento profundo del material, lo que acaba haciendo que su uso bastante restringido e incluso predecible en el mercado nacional en relación a más mercados maduros, como el europeo, americano o incluso el mexicano, por ejemplo. Y precisamente para tratar de cambiar esta realidad és que ILAC – Instituto Latino-Americano Acrílico – se asoció con el “Centro  Universitário del Instituto Mauá de Tecnología”.​

A través de él, alumnos del primer año de la carrera de diseño del Centro Universitário, ubicado en São Caetano do Sul, SP, participan de una clase en  que las principales características del producto, así como las ventajas, variedad y aplicaciones del material son presentadas.​

Tal versatilidad, dice la profesora Márcia Cristina de Oliveira Holland, hace con que los estudiantes se den cuenta de que el acrílico es un producto clave en el “universo del diseño”. Según ella, “ningún material logra tanta flexibilidad de uso como el acrílico”, esto explica por qué está presente en varias categorías de productos, como muebles, electrodomésticos, equipos médicos, juguetes, joyas, baratijas y accesorios, además de diversos artefactos.

Marcelo Thieme, presidente de ILAC, explica que la idea de la alianza viene desde antes de la pandemia, cuando se iniciaron las conversaciones entre ILAC y el Centro Universitario. Después formateado un modelo de trabajo, la clase se puede impartir, teniendo su primera clase formado el año pasado y la segunda ahora este año.

La obra consta de una clase, en la que el ingeniero João Orlando Vian, ejecutivo de ILAC, discute el uso del acrílico y sus especificaciones. Después de recibir las instrucciones teóricas y prácticas, es el turno de los estudiantes.​ poner sus ideas en acción. Como parte de las actividades necesitan cumplir con un exigen del Instituto que cada edición tenga un tema específico. Este año, por ejemplo, la propuesta es entregar muebles de alto lujo. Vinte equipos compiten por el título de mejor trabajo.

Para que los proyectos salgan del papel, los alumnos reciben láminas de acrílico gratis ofrecidas por Castcril – empresa patrocinadora del proyecto. El año pasado, las placas disponibles eran los Green Cast, producidos con chatarra reciclada, ya que el llamamiento para productos sostenibles se fortalece cada año. “La apariencia de este material no​ compromete la estética y la funcionalidad de los productos. Teniendo en cuenta la importancia de la sostenibilidad como elemento transversal en la formación de diseñadores, flexibilidad y costo, se debe fomentar el acrílico como material para ser aplicado en productos para para diferentes propósitos”, explica Márcia.

El coordinador de la carrera de Diseño de la institución, profesor Everaldo Pereira, dice que es una característica institucional del “Centro Universitario del Instituto Tecnológico de Mauá” establecer alianzas con empresas para acercar el universo del trabajo al mundo académico. Aún según él, las asociaciones permiten la ampliación de referencias prácticas en el diseño. “En la última edición, los alumnos quedaron encantados con la posibilidad de aplicar metodologías, diseñar e implementar el producto a través de modelos acrílicos.

Gracias a la alianza estratégica con ILAC, estos reciben un verdadero desafío y tienen contacto con el mundo del diseño. Los resultados son muy satisfactorios y los alumnos se sienten motivadoS por la verificación de la relación entre la teoría y la práctica”.

Thieme explica que ampliar los conocimientos sobre el acrílico entre los estudiantes de diseño es parte de la forma estructurada en que ILAC ve el mercado de acrílicos. Los diseñadores, como como ingenieros, arquitectos y otros profesionales que trabajan con la creación de productos, son los responsables de que el acrílico sea percibido como un material​ potencialmente adecuado para diferentes proyectos. Son ellos y no el cliente final los que tienen que estimular el consumo a través de las obras y artículos que crean. Entonces, nada más justo que invertir en la formación de estos profesionales.

Además, cree el presidente de ILAC, son las futuras generaciones de profesionales quienes terminan estresando los límites de lo que es o no es posible en el mercado, provocando el surgen nuevas aplicaciones y nuevos productos que animan y obligan al mercado a evolucionar.​ “Estos futuros profesionales crearán cosas nuevas, nos retarán hasta que nosotros, los fabricantes y transformadores, trabajemos de una manera diferente también, para cumplir y con esta aparecerá la demanda. Esto es muy importante, porque aumenta nuestro conocimiento y eso nos hace mejorar. Es este joven quien, como prescriptor y entusiasta, hará crecer el mercado, porque es creador de opinión. Él va influenciar».

Thieme también señala que el hecho de que el Centro Universitario vea el acrílico como un material importante para el sector aún muestra que “el material está en alza y que tiene un enorme potencial». El año pasado, el mercado brasileño de láminas acrílicas rondaba 12 mil toneladas. Este valor incluye láminas acrílicas tanto vírgenes como ecológicas, fabricadas a través del reciclaje de hojas usadas.

Comentários

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Veja mais posts desta categoria